Mi revelación filosófica y de vida + Ultra 2013

Editorial escrito por

El año pasado se graduaron de la Licenciatura casi todos mis amigos. Creo que esta realidad me golpeó de una manera muy intensa, sentí como si en un parpadeo hubieran iniciado y terminado la carrera. Me di cuenta de lo rápido que están sucediendo las cosas y por alguna extraña razón comencé a sentir mi vida como algo prestado.

Esta foto la hice para mi post donde les cuento porqué decidí irme de Intercambio a Alemania

No sé cuando me voy a morir, puede ser dentro de 80 años o el minuto siguiente después de publicar este post. Lo que sí se es que quiero disfrutar al máximo, te cuento más …

No sé porque después de esta revelación empecé a sentir que estaba desaprovechando mi vida con el confort de la rutina.

Definitivamente no se que va a pasar conmigo en unos años, no puedo planear tan a futuro asumiendo que estaré viva para entonces, mucho menos asumir que dentro de unos años estaré bien de salud y con un poco de estabilidad económica.

Me vi estando al borde de mi muerte y pensando: ¿Qué hice con mi vida, la viví como quise o me arrepiento de no haber hecho algo? 

Desde aquel día en que me di cuenta de lo frágil y fugaz de mi existencia decidí hacer algo por mí.

Sí disfrutar cada día como si fuera el ultimo, pero también cumplir a corto plazo aquellas cositas que siempre he dicho que me gustaría hacer pero por alguna cosa u otra no he hecho.

Estoy en la mejor edad de la vida, no tengo tantas responsabilidades, estoy bien de salud, tengo fuerza y juventud… porqué habría de desaprovecharla. Siento que es el momento de hacer todas estas cosas ¿no?

Juventud! hay que aprovecharla 😉

Mucha gente dice “Ya que me jubile hago esto”. Seamos sinceros, para entonces no tendrán la misma energía que ahora, HOY ES EL DÍA! ¿porqué dejar para el futuro lo que puedes hacer hoy?

Así que durante el verano del 2012 escribí una lista de cosas que me gustarían hacer antes de morir, como un “Bucket list” (si no vieron la película se las recomiendo), que pegué en el corcho de mi habitación. Desde entonces la he ido completando poco a poco.

Antes de morir quiero: 
1. Hacer Skydiving
2. Visitar Nueva York
3. Ir a Ultra
4. Escribir un libro

Total que después de hacer esa lista vi en internet el video promocional de uno de los festivales de música electrónica (EDM = Electronic Dance Music) más grandes del mundo: ULTRA MUSIC FESTIVAL

Este es el dichoso vídeo:

Después de verlo sin dudarlo anoté en la lista: IR AL ULTRA 2013

Tenía un nuevo objetivo, casi 6 meses para ahorrar, pagar el viaje y encontrar alguien con quien ir.

No sabía cómo pero tenía que lograrlo, es más, para no perder de vista el objetivo anoté en el pizarrón de mi habitación con letras grandes: UMF 2013

Lo primero que hice fue intentar convencer a mis amigos pero sucedió el típico “no, vamos mejor otro año” o “no, es que no tengo dinero”.

Faltaba menos de 1 mes para que salieran a la venta los boletos y seguía sin convencer a nadie de mis conocidos para que fuera. Muchos emocionados pero nadie que se uniera al plan concretamente.

Sin pensarlo dije “Va, compro el boleto y después veo que onda. No me voy a detener por no conseguir compañero de viaje”

Después del intercambio a Alemania aprendí que no puedes depender de nadie para cumplir tus sueños. Lo que voy a decir sonará fuerte pero es cierto: Nacimos y morimos solos, entonces ¿porqué depender de alguien toda la vida?

Haz una imagen de ti a futuro, ¿cómo quieres verte en 5, 10 años?

Es una pregunta típica pero realmente piensalo. Si en esos 5, 10 años te encontraras con alguien a quien no haz visto en todo ese tiempo ¿qué te gustaría poder contarle? ¿Cómo te gustaría que te vieran?

Todo eso que quieres contar a futuro, tienes que hacerlo suceder desde ahora. 

Si quieres que te vean como una persona que conoce y ha viajado por el mundo, profesionista de alto rango que da conferencias en eventos importantes, con varias publicaciones, etc. Entonces ponte a trabajar para lograrlo, busca formas de viajar barato, da cursos o pláticas a grupos pequeños, escribe un blog. Empieza de lo más básico, poco a poco irás evolucionando hasta lograr lo más complejo. Cada pasito que des te acerca más a ese gran objetivo. 

Cree en tí, ¡Sí se puede! yo creo en tí 😉

Creo que me salí de tema jajaja contínuemos:

Luego de comprar el boleto entre en varias etapas, La primera fue de euforia y emoción, la segunda de PÁNICO.

Estaba MUERTA de miedo. ¡Lo juro!

El evento se realiza cada año en Miami. Después de ver tanto CSI llegué a tener paranoia de que moriría descuartizada en la playa sin nadie que pudiera ayudarme.

Además de que siempre que le cuentas a alguien nunca falta la persona que conoce al “amigo del primo” al que le pasó algo nefasto en el lugar al que vas. 

 Source: Fotolog

Así es, hay que arriesgarse con precaución para lograr algunas cosas. El miedo es terrible pero la satisfacción después de lograrlo es aun mayor.

Suena hasta gracioso, pero si empecé a preocuparme. Ya había comprado el boleto del evento, el boleto de avión y el hostal pero seguía pensando en que quizá no había sido una buena idea… que quizá debería de cancelar el viaje.

La verdad es que lo hice adrede, compré todo mientras estaba con la emoción para evitar tener después el remordimiento y cancelar. Es más difícil cancelar cuando ya pagaste sabiendo que no tienes opción de recuperar tu dinero. Al final de cuentas mi plan funcionó.

Llegó un punto en donde las sabias palabras de mi mamá entraron en mi cabecita llena de preocupación.

“EN VEZ DE PRE-OCUPARTE, OCÚPATE Y BUSCA UNA SOLUCIÓN. “

Eso hice. Pensé en todas las opciones:

a) Llego al hostal y de seguro conozco a alguien con quien unirme para disfrutar el festival.

b) Quizá en alguno de los grupos de Ultra en Facebook pueda conocer a alguien.

c) Debe de existir algún otro sitio web más seguro que Facebook en donde pueda conocer a otros viajeros que vayan a Ultra en grupo o solos como yo.

La opción C me pareció la más viable, no se ustedes pero no confío mucho en Facebook.

Total me habían platicado de un sitio de viajeros muy agradable. No tenía nada que perder (solo tiempo jajaja) por lo que hice mi perfil y después de buscar me uní a varios grupos y actividades relacionadas con el festival.

Ahí conocí a un grupo de gente que quería compartir gastos para la renta de un departamento. Todos o la mayoría iban viajando solos.
Una de las chicas del grupo me dijo que a pesar de que ya tenían el máximo de gente quería que me uniera para tener más chicas en el grupo (eran como 8 hombres y 2 mujeres). Yo muy feliz de la vida accedí.

Al final de cuentas lo del departamento no se hizo, el grupo se fragmento y entre 5 terminamos rentando una habitación de hostal.

El cuarto de la puerta abierta era el nuestro. Más fotos aquí.

Cuando la fecha llegó me di cuenta de que haberme ido de intercambio realmente me cambió. Esta vez llegué al aeropuerto sintiéndome segura y emocionada, con un poquitín de nervios pero no como la primera vez que me fui.

Durante el 2011, con los nervios en el aeropuerto camino a Alemania

Me siento orgullosa de mí. Me hace feliz darme cuenta de que sí he cambiado (para bien) en estos años.

Ya en Miami es otra historia que les cuento en 3 partes: 
El inicio: Parte 1
Durante el viaje: Parte 2
Lo ultimo, parte 3

Si quieres leer sobre mis viajes durante el intercambio ve este post.