Un ejército de tejedoras tejiendo para alguien más: Tejército

Manualidades escrito por

Si de una guerra de estambres se tratara, el Tejército saldría a la trinchera a disparar con sus cañones hebras largas de fino cachemir. 

“A todos nos ha tocado enseñar a otra persona a tejer, y eso esta padre porque el conocimiento aquí se comparte; no tiene caso cobrar porque el compromiso es que te unas para tejer por alguien más” Contó Claudia, la fundadora de Tejercito y fotógrafa de profesión.

Lo que distingue a Tejercito es el propósito social con el que hacen sus piezas. ¿Te late conocer más sobre este proyecto? Te invitamos a continuar leyendo.

Tejército comenzó hace aproximadamente 3 años con Claudia, a quien todos llaman Flaii. Nacida en Monterrey, esta chava aprendió a tejer gracias a su Yaya paterna quien decía que tejer es una salvación porque te ocupa, te relaja, te enseña a ser paciente y fomenta la convivencia.

Después de graduarse de Ciencias de la Comunicación en el ITESM, Flaii decidió mudarse de Monterrey a Guadalajara.

“No conocía a nadie y estuve sola con mi alma y mi novio durante 8 meses. Tejía sola pero la verdad esto se disfruta más en compañía, tejer te invita a que platiques y a que convivas con otras personas. Lo que hice fue sentarme en un café con un letrero que decía ¨si quieres aprender a tejer yo te enseño¨, de ahí se empezaron a juntar varias chavas a las que enseñé a tejer.” Dijo Flaii.

Flaii en una de las reuniones de tejército
Todo iba bien con el grupo hasta que tuvieron que encontrar un propósito, ¿por qué o para qué tejían?

Fue una amiga de Flaii la que tuvo la idea de tejer para alguien más. Hoy en día Tejercito ha producido piezas para personas de la tercera edad, para niños y recientemente para mujeres con cáncer de seno. 

“Tenemos varios proyectos durante el año, la última fue para hacer prótesis mamarias que tejimos ya sea a gancho o a crochet” Dijo Cecilia, una de las cadetes del Tejército.

Fotografías del Facebook de Tejército

El Tejetón se llevó a cabo en Chapultepec el día 1ro de julio de este año. La idea era recaudar o lograr que la mayor gente posible se uniera a tejer prótesis mamarias. Acudieron 80 personas aproximadamente, muchas de ellas con cáncer de seno tejiendo sus propias prótesis. Al final del día salieron 350 piezas que se entregaron al pabellón de cancerología del Hospital Civil.

Prótesis mamarias de estambre (Foto sacada del facebook de Tejercito).

Otra cosa interesante es la intervención que Tejercito realizó en Zapopan. El municipio lanzó una convocatoria para vestir la plaza, Flaii y su grupo realizaron bufandas largas de 2 metros o más; cada quien tejió con la técnica que cada quien quisiera (unas tejieron con gancho, otras con aguja). Al final juntaron las piezas en un ensamblaje para forrar la siguiente banca:

Foto sacada del facebook de Tejercito

Sobre estos proyectos, Flaii nos contó que el valor de una prenda tejida no solo es el acto de tejer, es el tiempo que se le dedica a la pieza, la búsqueda de un buen material y dejar cualquier otro asunto para sentarte y tejer.

“Cuando alguien recibe el tejido, además de tener la prenda recibe toda la dedicación, el tiempo y amor que tú pusiste a lo que hiciste con tus manos.” Nos platicó Flaii.

Las Cadetes de Tejército

Flaii ahora cuenta con un ejército de tejedores que reúne mujeres (y algunos hombres) profesionistas. Una historiadora del arte, una diseñadora de joyería, una Ingeniera en Computación, una administradora, entre otras chavas hacendosas:
“Creo que cada quien tiene un significado diferente de lo que llegó a influenciar el tejido en su vida, para mí es una terapia que empezó porque una de mis hermanas sufrió un accidente de tránsito, su terapia de rehabilitación era tejer y la manera en la que podía acompañarla era sentarme a su lado y tejer con ella.” – Celia, trabaja en FOJAL.

“Yo soy historiadora del arte, entonces siempre me ha interesado la creatividad manual; empecé con el tejido para ver si podía hacerlo, porque en mi pensamiento de niña que nunca pudo dibujar, era muy mala para cualquier tipo de manualidad. Para enfrentarme con ese prejuicio de mí misma comencé a tejer, entonces después me di cuenta que si puedo.” – María Laura, profesora en la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente.

“Yo llegué aquí porque al terminar de estudiar Ingeniería en Computación, estuve un tiempo sin trabajo y mi amiga Celia me invitó. Yo no sabía tejer y pensaba igual que Mary, que para las manualidades era mala, hasta que llegué aquí.” – Esther, soporte en sistemas.

“Yo empecé a tejer porque soy diseñadora de joyería. En twitter conocí a Flaii y me interesó aprender más cosas para mis piezas y también para hacer ropa, bufandas, gorros. Me ha ayudado a mi línea, tengo piezas hechas con estambre de algodón (como el collar que María usó ese día)”. – Lulu, diseñadora de la línea Indie Glow Joyería
“Yo llegué aquí porque Celia me invitó, necesitaba una terapia para quitarme el estrés, yo la verdad pensé ¿cómo voy a tejer? Eso ya no se usa. Flaii fue la primera que me enseñó y luego también las demás. Ahora llevo 5 meses en Tejercito y soy constante porque me ayuda mucho.” – Laura, administradora en una constructora.

Ese día María usó este accesorio hecho por Lulu:
DATOS CURIOSOS SOBRE TEJÉRCITO

– Tejen con gancho de crochet y con agujas, solo les falta intentar la técnica de nudos con filigranas, para la cual se usa una aguja curva.

– El primer proyecto con causa social que hicieron fue hacer piezas (bufandas y gorros) para los niños de albergues.

– Bordaron en una ocasión.

Una vez Tejército se reunió en Wings Army… Nadie tejió ese día.

– La esencia del grupo es reunirse en cafés para tejer, platicar y convivir.

– Entre todas las cadetes van enseñando a las personas nuevas que llegan y no saben tejer.

– Prefieren tejer con estambres finos de lana, alpaca, casimir y algodón. Aunque a veces solo queda dinero para acrílico.

– Para las fiestas decembrinas del año pasado, Tejercito elaboró una cobija de navidad que se rifó para obtener dinero y comprar aparatos de cocina y vajillas para un asilo.

– El 14 de febrero de este año hicieron corazones de crochet con mensajes de amor incluyente para regalarlos en Paseo Chapultepec.

fotografías del facebook de tejército

Lo que sigue es que Tejercito se afiance más con nuevos miembros para compartir el valor de esta práctica.
No se ustedes queridos crafters, pero a mí se me antoja tejer en compañía de Flaii, Laura, Lulu, Esther, Celia y María; claro, con un buen café, de todos modos se acerca el frío otoñal, una bufanda de cachemir no está de más; ¿Te agrada la idea? Para saber más visita la página de Facebook de Tejército.

Esperamos hayas disfrutado esta nota. ¿Conoces algún otro grupo o artista del cuál quisieras saber más?

Texto: Mariana García